mi?rcoles, 29 de octubre de 2008
También nosotros podríamos decir, como muchas veces me han dicho a mi:

- Yo ya me convertí. Creo en Dios, todo el día lo tengo presente.

Y yo le pregunto:

- ¿ Tu rezas tres rosarios diarios?

- Ah, no padre.

- ¿ Tu haces dos días de ayuno, a pan y agua como pide la Virgen?

- No, el ayuno no es para mi, se me baja el azúcar, me duele la cabeza, no veo bien....

- ¿Tu asistes a un grupo de oración, lees la Biblia diariamente?

- No, yo no soy un fanático.

- ¿ Tu amás a tus enemigos, no tienes ningún resentimineto ni rencor contra nadie?

- No, porque yo no soy santo.

Entonces no estamos convertidos.

¿ Qué significa convetirse? No es ir a la Iglesia y esto, se los digo como párroco, a partir de mi experiencia como pastor. La iglesia está llena de gente que tiene el corazón cerrado a Dios, cerrado como un bloque de hielo. Porque a la hora del compromiso, del trabajo apostólico, a la hora de la reconciliación con el otro, ¿Dónde están los católicos?. ¡Por ningún lado¡ Van a la iglesia sólo a calentar las bancas.

¿ Qué significa la conversión? Convertirse significa darle a Dios el primer lugar en nuestra vida. Cuando Dios ocupa el primer lugar en mi corazón me siento atraído por las cosas de Dios.

San Pablo dice en el capítulo 8 de su carta a los Romanos, que el fruto del Espíritu es el amor y la paz y que las obras de la carne llevan odio, es decir a amar menos a Dios, que son antagónicas (...)

Por tanto, convertirse significa también buscar a Dios, afanosamente; buscarlo con todo el corazón, con fatiga y luego disfrutar de esa presencia. Yo podré decir: "Me he convertido" cuando encuentre a Dios. (...)

Yo les recomiendo que , durante su permanencia aquí, en Medjugorje, no se preocupen de nada. Hagan a un lado cualquier temor, cualquier preocupación y trabajen más bien, en su propio corazón. Verán como Dios arregla las cosas, las necesidades que ustedes tienen, El mismo se encargará de hablarles al corazón, sin ningún intermediario. Permitan que Dios les hable.

Terminamos con una oración para prepararnos a la Eucaristía. Cierren sus ojos y permanezcan senados. Cerramos los ojos para no distraernos, esto nos ayuda a entrar dentro de nosotros mismos.

"Virgen Santísima, tu eres la Reina del Amor, tú eres la Reina de la Paz, tú eres la Reina de la Alegía. Yo en este momento no te quiero pedir nada, porque tu los abes todo. Tu conoces mi vida y mi historia, todas mis preocupaciones, temores, inseguridades y miedos. Sin embargo, muchas veces yo te he dejado y no me he acordado de tí. En este momento, hago un acto de fe. Yo se que tú estas aquí. Tu has dicho que aún a lo largo del día, cuando los videntes no te pueden ver, vienes a Medjugorje a orar, a interceder por los peregrinos y todos los que buscan a Dios. Yo sé que Tu estás conmigo y en este momento te abro de par en par las puertas de mi corazón. Quiero que te aparezcas ahora en mi propio corazón, quiero que mi corazón sea el Podbrdo, el Krizevac. Ven, María, Ven. Hazte presente en mi corazón. Te ofrezco en este día todo cuanto he sufrido, cuanto he anhelado: mis preocupaciones, mis temores, pero también mi esperanza y mi fe en Dios. Yo quiero que Tú, a partir de hoy, guiés mi corazón y los conduzcas por el camino de la conversión. Amen."

Padre Francisco Verar. Octubre 26 de 1998.

Publicado por amrpaz @ 13:08  | Reflexiones
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
martes, 11 de noviembre de 2008 | 0:22
Hola buenas tardes....es un verdadero privilegio el estar mandando este pequeno comentario respecto a los milagros de la Virgen Maria de Medjugorje.haciendo una refleccion en cada momento de nuestras vidas.......... felicidades y que Dios nos bendiga siempre/////mi mayor anhelo es visitarla en su Santuario a la Virgen con todo respeto una usuaria de Mexico
Publicado por Invitado
domingo, 27 de septiembre de 2009 | 11:40
Ya he ido dos veces a Medjogorje, y la paz se siente alli de verdad. Es facil rezar el rosario en Medjugorje. Lo duro es llevar Medjugorje a nuestra ciudad, por respetos humanos, por no ir contracorriente, por no ser diferentes o fanaticos a ojos de los demas. Por amor a la Virgen yo quiero vencer eso y ayunar y rezar mas de un rosario al dia, lo que pueda de verdad, sin excusas. Recen por todos los peregrinos que ya han vuelto, para que traigamos Medjugorje por todo el planeta.
Gracias. Española